Whatsapp y el todo gratis en internet

Las peores profecías se han cumplido. Y no, no es que haya confirmado la venida del anticristo en forma de Papa. Que lo mismo pasa, pero eso en unos días.

Lo malo está ya aquí, ahora y acojona mucho más que el anticristo. Whatsapp pasa a ser de pago.

Y claro, está el personal revolucionado. Y muchos indignados e incluso ofendidos.

Y evidentemente no es por el precio, 0.78€ al año no creo que le parezca caro a nadie. Es que nos hemos acostumbrado a que sea gratis, es más, debería ser gratis, ¿como todo, no?.

Pues no. Desde siempre en internet se ha llevado la tendencia del todo gratis. Y ahora con la llamada web 2.0 más. Mucha red social, Twitter o lo que quieras pero, eso sí, gratis. Por taquilla no pasa ni Cristo (ni el Anticristo si viene).

Y es verdad que hay burbuja en internet. Pero cómo no la va a haber. Cualquier emprendedor actual que dé un servicio sabe que lo tiene que ofrecer gratis. No hay otra. El mantra es que hay que crecer lo más rápido posible. Los beneficios en forma de camiones de dinero vendrán después. ¿De dónde?, ah, pues ni idea. Pero seguro que vienen porque Zuckerberg está forrado así que no tiene que ser tan difícil.

Y es que esto no se sostiene, parece el negocio de los gnomos de South Park que comprende los tres pasos básicos.

  1. Crecer mucho
  2. ¿?
  3. Forrarse

 

Por otra parte, tampoco se les puede echar la culpa completamente a los emprendedores. Si nadie abre el puño, a ver de dónde sale el dinero. A mí me encantaría ver éstos modelos de negocio aplicados a cualquier proyecto convencional.

Pongamos de ejemplo una clínica. Por supuesto empezamos dando un servicio gratis y de calidad porque es lo que la gente espera y la competencia está haciendo. Entonces, cuando tengamos unos 50 millones de usuarios, vamos a forrarnos empezándoles a vender la tercera radiografía pero sólo si es en color. Eso si no montan en cólera porque ya se han acostumbrado al servicio completamente gratuito.

En fin, que como digo, todo esto no se sostiene. No se puede tener todo gratis en internet porque aunque todo este tipo de cosas parezcan virtuales, son igual de reales que la zapatería de la esquina. Detrás de cada proyecto que para nosotros es una URL más hay miles de personas con millones de euros en infraestructuras.

Y todo eso hay que valorarlo y pagarlo, aunque algunos se indignen.

Añadir nuevo comentario

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.